[insertcats]

La ley de publicidad del estado limita derechos de comunicación de la ciudadanía

Ahora corresponde al señor presidente Martín Vizcarra recurrir al Tribunal Constitucional para defender las libertades de información y comunicación de todos los peruanos. 

15-06-2018 | La Asociación de Comunicadores Sociales CALANDRIA manifiesta su rechazo a la Ley de Publicidad Estatal, recién aprobada, la cual no ha tenido un debate abierto y plural, que incorpore a la ciudadanía, quien es finalmente titular del derecho a la comunicación. Siendo el objetivo de las leyes velar por el interés público ciudadano, se evidencia que esta iniciativa responde a intereses políticos que buscan no regular sino amedrentar a los medios de comunicación privados y en ese camino, vulnera el derecho a la comunicación de la ciudadanía.

Al respecto de lo planteado en la ley consideramos:

  1. La ley no regula la publicidad del Estado sino que la desaparece, pues se disminuyen los canales de información y comunicación con el Estado y los servicios que nos brinda.
  2. Los medios de comunicación del Estado son muy pocos, solo 141 de los 6,210 radios y televisoras que existen a nivel nacional.
  3. Los medios de comunicación del Estado funcionan sin regulación y tienen esperando 14 años por la ley correspondiente, según se plantea en la Ley de Radio y Televisión del 2004.
  4. Las redes sociales son mecanismos de interacción entre usuarios y el modelo genera que las instituciones usen publicidad, por lo cual se pasará de publicidad en medios a publicidad en redes.
  5. La ley no toma en cuenta que solo el 35% de la población pertenece a alguna red social y que nuestro país se encuentra en el puesto 100 de 177 países en conectividad.
  6. La ley no distingue la situación de los medios privados a nivel nacional y los medios regionales o locales, quienes serán los más afectados con esta medida.
  7. La ley, curiosamente, a pesar de argumentar mejor uso de los recursos públicos, si exceptúa las campañas de educación electoral, y no señala restricciones al uso de la franja electoral donde con recursos públicos se difunde posiciones políticas partidarias.
  8. La ley y la gestión pública, en general, confunde publicidad con comunicación, pone en el mismo nivel difusión de normas, difusión de imagen institucional y difusión de temas de interés social, siendo estos últimos los que merecen aún más información, sensibilización y educación ciudadana.
  9. La ley y la ausencia de debate evidencia una agenda más amplia como el fortalecimiento de los medios locales y regionales a favor de la identidad regional, televisión digital, medios públicos, reglamentación de publicidad estatal, actualización a la Ley de Radio y Televisión, cumplimiento de los códigos de ética, ley de acceso a la información, concentración de medios, medios comunitarios, regulación tv cable, entre otros.

Finalmente reiteramos que esta ley evidencia la ausencia de una política de comunicación que promueva el derecho a una comunicación con la ciudadanía y que garantice no solo mecanismos de transparencia y acceso a la información, sino de diálogo, consulta e interacción entre Estado y ciudadanía. Y en ese marco, el rol de los medios públicos y privados para la construcción de una agenda pública ciudadana.

Ahora corresponde al señor presidente Martín Vizcarra recurrir al Tribunal Constitucional para defender las libertades de información y comunicación de todos los peruanos.

Ver más: Ley de publicidad del Estado: Una discusión sin norte